fbpx

«EL REY DE LA NOCHE, VARGAS AIGNASSE, LEGISLA SOBRE ALGO QUE YA ESTÁ NORMADO», DIJO ENRIQUE ROMERO.

Desde la Subsecretaría de Tránsito de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, se hacen sentir las repercusiones respecto a la «ley antimotochorros» recientemente promulgada. 

 

 

El pasado Miércoles 17 de Junio, el Poder Ejecutivo Provincial promulgó la «Ley Antimotochorro», que busca disminuir los moto arrebatos mediante estrictos controles viales, realizados por las fuerzas de seguridad junto a funcionarios del Ministerio Público Fiscal.

Cuando el municipio capitalino adhiera a esta norma, la Subsecretaría comenzará a controlar los permisos para circulación de motos. En Radio Continental charlamos con Enrique Fernando Romero, a cargo de la subsecretaría. Contó que nadie habló con ellos antes de pronunciarse esta ley, la cual considera no conlleva ningún cambio capaz de reducir la inseguridad. «Esta es la segunda medida contra motochorros, copia de la ley sancionada en Buenos Aires, durante mayo de 2019, que fracasó. Hasta la fecha no existen datos de cuántas personas fueron procesadas ni a cuantas se les dictó prisión preventiva» precisó el funcionario municipal.

Romero también remarcó que mientras no se regule el narcomenudeo, la pobreza y la poca capacitación policial, ésta norma no será efectiva. Además, agregó que «una ley como esta, de carácter penal, no viene a prevenir, sino a sancionar». Respecto a la circulación de una persona por moto, otro tópico de este decreto, recalcó que «es inconstitucional, porque la moto está hecha para dos personas, no para una». Asimismo, considera que esta ley sería más eficiente si «se conformará un Consejo Provincial de Seguridad, que integre a las fuerzas de la oposición y a las agencias de seguridad privada». 

En cuanto al apoyo de la fuerza policial, indicó que están acostumbrados a trabajar en conjunto. Por último, señaló que es ridículo, como la ley en sí, que la policía deba pedir permiso a la municipalidad para realizar los controles, otro de los ítems de esta medida. «El rey de la noche, Vargas Aignasse, legisla sobre algo que ya está normado». Enrique Romero se despidió con esta frase, refiriéndose a la seguridad en Tucumán: «es como un chicle, está en busca de todo, pero no se la traga nadie«. 

Para Continental Tucumán

 José Ignacio Carrizo, Maximiliano Soria y Julio Villamil.